Consultoría TIC

El asesoramiento es la primera fase en cualquier proyecto En Ecodret tenemos un equipo de consultores a su servicio que le ayudarán a definir sus necesidades en Internet.

Desde una simple página web, hasta un proyecto de gestión empresarial online, nuestros asesores le informarán de todas las alternativas para maximizar la funcionalidad y minimizar el coste.

Antes de iniciar cualquier tipo de proyecto, en Ecodret nos centramos en definir con exactitud las necesidades concretas del cliente.

La consultoría tecnológica es un campo que se enfoca en aconsejar a otras empresas cómo usar las tecnologías de la información para conseguir sus objetivos empresariales. Adicionalmente, estiman, gestionan, implementan, instalan y administran los sistemas informáticos en régimen de subcontratación.

Los cuatro principios básicos de la consultoría tecnológica son:

Escuchar al cliente
Antes de nada, explíquenos qué necesita. Nuestros consultores le escucharán y, lo más importante, le entenderán.

Capacidad de análisis
Nuestros consultores tienen experiencia en el sector y llevan a sus espaldas un buen número de proyectos web. Cada uno ha sido diferente, pero todos ellos han aportado algo nuevo.
La experiencia, junto al saber escuchar y entender a nuestros clientes, se unifican en un buen análisis de sus necesidades

Un buen briefing
Todo lo anterior debe conllevar a la presentación de un buen briefing en donde se plasmen todas las necesidades concretas del proyecto a desarrollar. Es el documento más importante de todo el proyecto, la piedra angular que delimite las diferentes áreas de trabajo en diseño, maquetación y programación.

Siempre habrán cambios, eso es normal; pero un buen briefiong tiene una función destacada de cara a las granatías del cliente: el conocer con antelación el tiempo de desarrollo de su proyecto y, sobretodo, el coste sin sorpresas al final.

Centrarse en la relación
Entender la personalidad y las expectativas del cliente, la organización del cliente y todos los demás implicados

Roles claramente definidos
Definir roles y responsabilidades para clientes, consultores y terceras partes

Visualizar el éxito
Ayudar al cliente a ver el final al comienzo

Tú aconsejas, ellos deciden
El cliente tiene que decidir